estrés en navidad

CÓMO EVITAR EL ESTRÉS EN NAVIDAD

La Navidad es un periodo del año que solemos asociar con la felicidad, los regalos y los reencuentros familiares. Sin embargo, un estudio reciente elaborado por Nascia revela que 6 de cada 10 personas sufrirán ataques de ansiedad y estrés durante estas fechas debido a los gastos y compromisos que nos genera el periodo navideño. Ante estos datos, es importante que pongamos en práctica algunas recomendaciones para evitar el estrés en Navidad.

Controlar los gastos

Una de las razones por las que aparece el estrés en Navidad es la gran cantidad de gastos que tenemos que afrontar en estas fechas. Comidas, regalos, compromisos… Nuestro bolsillo se resiente y eso puede generarnos ansiedad ante el temor a la cuesta de enero. Por eso, es importante que aprendamos a controlar nuestros gastos siguiendo estos consejos:

  • Elabora una lista de lo que tienes que comprar. Cuando tengas que hacer la compra, deberías tener muy claro el menú que vas a preparar y qué ingredientes necesitas. De esta forma evitarás gastarte el dinero en productos que no necesitas o que ya tenías en casa y controlarás mejor tu presupuesto.
  • Calcula tu presupuesto para regalos. A veces queremos quedar bien con todo el mundo y derrochamos el dinero en regalos innecesarios. Hay que ser conscientes de cuánto nos podemos gastar y dar preferencia a los seres más queridos.

Cómo afrontar los compromisos

Otro de los motivos que generan estrés en Navidad es la concentración de compromisos en pocos días. Se juntan las cenas de empresa, las celebraciones familiares y las reuniones de amigos y eso puedo provocar cierto hartazgo y desgana. Ante esta situación, lo mejor es seguir las siguientes recomendaciones:

  • Aprende a decir “no”: a veces es necesario priorizar el número de eventos al que vamos a acudir por falta de tiempo o de presupuesto. Es mejor decir “no” que acudir a una comida en la que no vamos a disfrutar.
  • Evita los temas de conversación polémicos o que puedan generar una discusión: pasar muchas horas con familia y amigos provoca que acaben surgiendo temas de conversación incómodos que pueden terminar generando discusiones y malestar. Lo mejor es tratar de evitarlos.
  • No cargues con todo el peso de la organización: si nos toca ser los anfitriones, a veces el peso recae sobre una sola persona. Si en lugar de eso todas las tareas (comprar, cocinar, preparar la mesa…) se reparten entre todos los miembros de la familia, evitaremos que esa persona acabe estresada.

No descuides tu salud

Como el resto del año, en estas fechas no debemos descuidar nuestra salud. En este sentido, cuidar nuestra dieta, dormir bien y hacer ejercicio con asiduidad contribuirán a que estemos más relajados y alejaremos de nosotros los síntomas del estrés y la ansiedad.