picadura de medusa

PICADURAS DE MEDUSA: SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Con las vacaciones, las familias buscan disfrutar de unos días de relax junto a sus seres queridos. Es muy común que estos elijan las maravillosas playas españolas para pasar esos días de vacaciones que tanto han estado esperando. No obstante, estas, además del riesgo continuo que supone el mar, presentan otro peligro: las medusas.

Durante los últimos años se ha ido incrementando de manera alarmante el número de medusas que llegan hasta nuestras costas, llegando a clasificar este hecho como una plaga, y haciendo que aumente el número de casos relacionados con las picaduras de medusa.

Síntomas

    Los síntomas más comunes que presentan este tipo de picaduras, sin contar las posibles reacciones alérgicas que pueda sufrir el paciente son:

  • Ardor.
  • Dolor.
  • Inflamación de la zona.
  • Enrojecimiento.
  • Sangrado.

Tratamiento


1- Retira cualquier resto que haya podido quedar.
Con las manos bien cubiertas por una toalla o utilizando unas pinzas, debes eliminar cualquier resto de la propia medusa (como los tentáculos) que haya podido quedarse adherido a la piel. Puede parecer algo obvio, pero es importante que esto lo hagas con la mano bien cubierta con algo grueso o con algún objeto como unas pinzas, de lo contrario puedes llegar a sufrir tú también una picadura.

2- Lava la zona afectada.
Es muy importante que, tras una picadura, elimines todos los restos de las toxinas de la medusa con agua salada o suero fisiológico. Jamás deberás hacerlo con agua dulce puesto que esta podría romper las células urticantes que la medusa ha depositado en la picadura, reactivando la toxina y sufriendo una lesión mayor.

3- Aplica frió en la zona.
Después de que la herida este completamente limpia, es hora de aplicar frío durante aproximadamente 10 o 15 minutos. Si hay algo que caracterice este tipo de picaduras es su gran dolor y si prurito intenso (picor intenso). Ya sea mediante un poco de hielo envuelto en un trapo, un helado o simplemente un refresco bien frió, gracias al frio lograremos frenar esa sensación de picor y dolor tan desagradable.

4- Aplica crema en la zona.
Una vez remitido el dolor, es hora de aplicar alguna crema que disponga de cortisona, las cuales están a la venta en cualquier farmacia. Acto seguido, tapa la herida con una gasa para protegerla del agua y del sol durante dos o tres días. De este modo evitaremos su infección y favoreceremos su curación. Este proceso deberás realizarlo 4 veces por día, entre 5 y 7 días.

Advertencias

    Es importante tener en cuenta las siguientes advertencias a la hora de tratar una lesión de este tipo:

  • Aunque su dolor y escozor pueden ser intensos, debes evitar frotarte o rascarte la zona afectada con arena, una toalla o incluso las manos. Esto empeoraría la lesión.
  • Es importante que, tras sufrir una picadura de este tipo, avises a los servicios de socorro. Ellos están preparados para actuar ante este tipo de situaciones.
  • En el caso de mujeres embarazadas, se deberá prestar especial atención a la hora de aplicar la crema con cortisona o los antihistamínicos.
  • Es importante que olvides los remedios caseros (como la utilización de orina) como remedio contra las picaduras.
  • En ocasiones pueden aparecer síntomas como angustia, conjuntivitis o dolor de cabeza, entre otros.
  • En los casos de mayor riesgo (lactantes, niños, ancianos o personas con enfermedades de cierta gravedad) la sintomatología puede ser de mayor gravedad, mostrando síntomas como convulsiones. En estos casos el afectado deberá ser trasladado al hospital más cercano.

Después de llevar a cabo estos pasos, la herida tardará en curarse aproximadamente una semana. Si después de 3 días el dolor y la hinchazón persisten, desde AFEMEFA te aconsejamos que acudas a un médico especialista, él evaluará la situación y te ofrecerá la mejor solución posible.