causas ronquera

“¿Por qué me he quedado sin voz?” Causas de la ronquera

La mayoría de nosotros ha sufrido afonía más de una vez en su vida después de tener un resfriado o una gripe. Aunque pasas unos días con la voz quebrada y ronca esto es algo pasajero de lo que te sueles recuperar sin problema en un corto período de tiempo. Sin embargo, si esta ronquera persiste puede ser que padezcas un trastorno más serio. En este post te explicamos cuáles pueden ser las causas de una afonía persistente y te damos algunos consejos para prevenirlo.

Causas de la ronquera

La ronquera se produce como consecuencia de la inflamación o aparición de nódulos en las cuerdas vocales, lo cual impide que se junten adecuadamente, provocando un cambio en la voz. Según los expertos, esta afección vocal afecta más a las mujeres que a los hombres, debido a las particularidades anatómicas de la laringe femenina.

Las causas más habituales de una afonía son un resfriado, falta de hidratación de las cuerdas vocales, sobreesfuerzo o mal uso de la voz, o el tabaco. Pero existen más causas que pueden dar lugar a la ronquera. Te las detallamos a continuación:

  • Laringitis. Consiste en la inflamación temporal de las cuerdas vocales como consecuencia de un catarro, alergia o infección de las vías respiratorias. Es una de las causas más comunes de la ronquera.
  • Acidez estomacal. Ocurre cuando los ácidos del estómago suben por la garganta e irritan las cuerdas vocales, lo cual provoca a algunas personas constantes ganas de toser, produciéndoles afonía.
  • Uso de aerosoles de corticoides para el asma acentúan la sequedad de las cuerdas vocales y favorece la proliferación de hongos en la laringe.
  • Estrés y ansiedad. Ambos trastornos pueden provocar afonía como consecuencia de la bajada de defensas, momento en el que puede aparecer una infección en las cuerdas vocales.
  • Hemorragia en las cuerdas vocales. Se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo en la superficie de las cuerdas vocales, haciendo que los tejidos se inunden de sangre.
  • La parálisis de las cuerdas vocales. Algunos de los desencadenantes son trastornos neurológicos como esclerosis múltiple o Parkinson.
  • Otras causas: hipotiroidismo, cirugía de tiroides, cáncer de laringe.

Consejos para prevenir la ronquera

La voz es un instrumento esencial en nuestro día a día, por eso debemos cuidarla y seguir los siguientes consejos para evitar una afonía:

  • Procura dormir 8 horas cada día y respirar por la nariz, ya que la voz es muy sensible a la falta de sueño.
  • No fuerces tu voz. Aunque cada persona tiene sus propios límites es aconsejable no hablar más de 4 horas al día ni cantar más de 2.
  • Evita el aire acondicionado y los ambientes cargados de humo porque resecan la garganta.
  • Hidrátate con frecuencia, reduciendo el consumo de café porque también reseca las cuerdas vocales. Sustitúyelo por infusiones, agua o zumos. Asimismo, evita las bebidas frías y/o muy calientes.
  • Relaja la zona realizando estiramientos, girando el cuello lentamente dibujando un círculo completo.

Aunque la mayoría de las ronqueras son debidas a una infección, si el trauma se prolonga en el tiempo es conveniente que acudas a la consulta de un otorrino para que evalúe tu situación. En Afemefa contamos con los mejores profesionales que te atenderán encantados para poner solución a todos tus problemas de salud.

Te esperamos en nuestros centros.