La prosopagnosia. La enfermedad de la ceguera facial

La prosopagnosia. La enfermedad de la ceguera facial

¿Te imaginas quedar con tus amigos y no recordar ninguna de sus caras? Esta sensación de estar confuso es lo que le sucede a las personas que padecen prosopagnosia o “ceguera facial”, una enfermedad rara que hasta el momento solo se le ha diagnosticado al 2,5% de la población mundial. ¿Quieres descubrir más sobre esta enfermedad? Te lo contamos a continuación.

¿En qué consiste la prosopagnosia?

La prosopagnosia es un tipo de agnosia visual que imposibilita reconocer los rostros de las personas conocidas, como familiares y amigos. La persona que lo sufre sí que puede ver las diferentes partes de una cara, pero le resulta imposible identificar de quién se trata.

El término médico deriva del griego prosopon (cara) y agnosia (desconocimiento) y fue acuñado por el doctor Joachim Bodamer en 1947, quien afirmó: “La prosopagnosia es la interrupción selectiva de la percepción de rostros, tanto del propio como del de los demás, los que pueden ser vistos pero no reconocidos”.

Esta enfermedad consiste en una mala conexión entre la vista y el cerebro, porque aunque el paciente vea correctamente, en este caso el rostro de un conocido, el cerebro es incapaz de interpretar la información que recibe, y por eso, no puede reconocer quién es a pesar de que haya visto a esa persona con anterioridad.

Como comentaba el doctor Joachim Bodamer, puede que el afectado no pueda reconocer su propio rostro, aunque esto solo ocurre en los casos más graves. Asimismo, es habitual que esta patología vaya acompañada de problemas neurológicos al sentirse aislados y no ser comprendidos por el resto de personas que los rodean. Esto es lo que le sucede a Brad Pitt, quien aseguró en una entrevista realizada a la revista Esquire en 2013 que padece esta rara enfermedad. “Hay muchas personas que me odian porque creen que les falto el respeto, pero simplemente no puedo recordar ninguna cara”, relató el actor a la publicación.

¿Cuáles son sus causas?

La principal causa de la prosopagnosia son las lesiones cerebrales bilaterales provocadas por un accidente cerebrovascular, un tumor cerebral, o por traumatismos craneoencefálicos e infecciones que afectan al Sistema Nervioso Central. Sin embargo, también se han diagnosticado casos  de origen congénito, ya que si un padre padece esta enfermedad hay un 50 % de probabilidades de que su hijo la herede genéticamente.

Aunque estas personas no puedan reconocer a alguien por su rostro, el cerebro tiene otros mecanismos para superar este problema, por eso los pacientes con prosopagnosia desarrollan una sensibilidad especial a la voz, olor, tipo de cabello y tono de piel de sus conocidos. También se ayudan de rasgos distintos característicos, como lunares o cicatrices.

¿Cuál es su tratamiento?

La prosopagnosia no tiene tratamiento actualmente, pero sí que existen una serie de técnicas para ayudar a los pacientes que la sufren a gestionar de la mejor forma posible esta enfermedad y compensar su déficit, ofreciéndoles consejos para identificar a una persona sobre los siguientes aspectos:

  • Pelo: su forma, color…
  • Tono de voz o forma de hablar.
  • Peculiaridades de una cara: color de ojos o la forma de la nariz.
  • Uso de determinados complementos como pueden ser las gafas.
  • Forma de caminar o moverse.
  • Manera de vestir.

 

Si quieres saber más sobre las enfermedades raras, te invitamos a leer nuestro post sobre este tema, donde te explicamos por qué se llaman así y qué tienen en común las más de 7.000 enfermedades raras que existen en el mundo.