cafe-afecta-alzheimer

Tomar mucho café puede empeorar los síntomas del alzhéimer

El Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores. En nuestro país afecta a más de 1.200.000 individuos, según la Confederación Española del alzhéimer (CAEFA). Esta enfermedad afecta gravemente a la memoria, a la forma de pensar y de comportarse de las personas, y también al carácter.

La enfermedad se caracteriza por su lenta evolución, ya que los síntomas se desarrollan de manera progresiva. A día de hoy se sigue desconociendo el origen de los mismos. Son muchos los médicos y científicos que dedican sus investigaciones a estudiar las causas del alzhéimer para mejorar la calidad de vida de los enfermos y a buscar una cura definitiva.

El café puede acentuar los síntomas del alzhéimer

Uno de los últimos estudios realizados España viene de mano de la Univeristat Autònoma de Barcelona, liderado por la Doctora Lydia Giménez-Llort y su equipo, y cuyos resultados han sido publicados en la revista médica Frontiers in Pharmacology sobre el Tratamiento del alzhéimer con cafeína.

Los sujetos del estudio han sido dos grupos de ratones. La mitad de ellos tenían un envejecimiento normal y el resto padecían alzhéimer. Según los investigadores, los ratones desarrollan el alzhéimer de manera muy similar a como lo hacen los humanos en las primeras fases de la enfermedad, donde no solo muestran problemas cognitivos, sino que también presentan cambios en el comportamiento relacionados con la demencia.

Los doctores administraron a ambos grupos varias dosis de cafeína durante un periodo de tiempo determinado, llegando a la conclusión de que esta sustancia les afectaba de manera diferente. Aquellos que padecían alzhéimer, la cafeína afectaba a su comportamiento y a su carácter, acentuando ciertos síntomas que están relacionados, como la ansiedad.

La cafeína incide sobre el alzhéimer

En investigaciones previas revelaron que el café ayudaba a disminuir el riesgo de padecer Alzheimer y otro tipo de demencias. Sin embargo, esto no es así en individuos que están en fases más avanzadas de la enfermedad. En ellos, los efectos de la cafeína que podemos encontrar en alimentos, como el café, pueden llegar a ser perjudiciales como hemos comentado anteriormente.

Este estudio de la UAB sobre el alzhéimer llegó a la conclusión de que los doctores tienen que ser cautelosos a la hora de recomendar la ingesta de café o de bebidas con cafeína a sus pacientes con alzhéimer.  Y no solo esto, las instituciones deben ser conscientes de los efectos negativos que pueden tener este tipo de sustancias a la hora de prescribir tratamientos a sus pacientes.

Desde AFEMEFA os recomendamos que si tenéis algún familiar que presenta los primeros síntomas de la enfermedad, acudáis al médico para que os pueda aconsejar y ayudar en todo lo que necesitéis.