¿Es sano comer panga?

¿ES SANO COMER PANGA?

En los últimos días el panga ha estado en boca de todos los medios por la decisión que ha tomado una cadena de supermercados de dejar de venderlo. Aunque los motivos sean medioambientales y no sanitarios, esta noticia ha generado alarma en muchas familias, que han dejado de consumirlo a pesar de ser un pescado barato y que suele gustar a los niños. Pero ¿es sano comer panga?

El motivo por el que Carrefour ha dejado de comercializar panga en sus establecimientos se debe principalmente a los nocivos efectos medioambientales que produce la cría de este pescado en granjas. La mayor parte del panga se cría de forma masiva en piscifactorías de Vietnam, lo que provoca la contaminación del río Mekong por el excesivo consumo de oxígeno y la acumulación de excrementos. Greenpeace incluso ha llegado a denunciar las condiciones de explotación que sufren los trabajadores en este tipo de industria.

Sin embargo, las autoridades sanitarias españolas han asegurado en repetidas ocasiones que el consumo de panga no constituye ningún riesgo para la salud, a pesar de que puede contener algunos contaminantes en niveles muy bajos. De hecho, el Ministerio de Sanidad ha asegurado a raíz de la alarma surgida en los últimos días que el pescado que llega a nuestro país cumple con todos los requisitos de la Comisión Europea y que no se ha recibido ninguna alerta sanitaria ni alimentaria por el panga. Eso sí, la recomendación general es que no se consuma más de una vez por semana.

¿Por qué el panga se consume tanto en España?

Desde el año 2008, año en el que comenzó la crisis económica, el consumo de este pescado blanco ha aumentado en nuestro país debido a su bajo precio. Además, tiene pocas espinas y es muy fácil de cocinar, por lo que es un alimento muy socorrido a la hora de preparar la comida para los niños. De hecho, muchos comedores escolares lo incluían hasta ahora en sus menús, aunque tras las demandas de las asociaciones de padres la mayoría dejarán de hacerlo. Y no solo por el miedo a que sea nocivo para la salud de sus hijos, sino principalmente por su bajo nivel nutricional en comparación con otros pescados.

En cualquier caso, y como respuesta a la pregunta que planteábamos al principio, podemos concluir que comer panga en cantidades que no resulten excesivas no tiene por qué ser nocivo para nuestra salud. Si tienes alguna duda con respecto a tu alimentación y la de tu familia te recomendamos que consultes con tu especialista.