Consejos para mantener una piel sana en invierno

Consejos para mantener una piel sana en invierno

Aunque pensemos que es en verano cuando más debemos cuidar nuestra piel lo cierto es que durante los meses fríos la piel se deshidrata debido a las bajas temperaturas, la calefacción y el viento, por lo que debemos cuidar nuestra piel también en invierno. Por eso, en este post te damos unos consejos para mantener la piel sana en esta época del año.

Qué hacer para tener una piel sana durante todo el invierno

Con las bajas temperaturas, tu piel se reseca y se vuelve más sensible, debido a que el frío provoca una contracción de los vasos capilares, por lo que no llega suficiente oxígeno ni nutrientes a la dermis. Además, la epidermis no se renueva tan rápido y se acumulan las células muertas. Sin embargo, existen algunas prácticas que debemos tener en cuenta para minimizar los efectos del invierno y lograr que una piel sana y protegida. A continuación, te proponemos algunos consejos:

Practica deporte para eliminar el estrés y las toxinas

Realizar ejercicio físico es muy importante para reducir el estrés, eliminar toxinas y combatir el efecto antinflamatorio para mejorar el riego sanguíneo.

Sigue una alimentación equilibrada

Una buena alimentación es fundamental para luchar contra el envejecimiento de la piel. Se recomienda consumir frutas y verduras frescas que funcionan como antioxidantes naturales y son ricas en vitamina C, y beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Evita las duchas muy calientes

Aunque en invierno nos apetece darnos baños calientes, el agua a altas temperaturas reseca mucho la piel, por eso es mejor ducharse con agua templada. Tampoco debes usar jabones muy espumosos para lavar la cara y el cuerpo. Asimismo, si tienes que lavarte las manos repetidamente con agua fría, aplícate con frecuencia crema de manos.

Establecer una rutina diaria de limpieza de la piel

Exfolia la piel dos veces por semana para activarla y renovarla. Además, realiza una limpieza por la mañana y por la noche con productos específicos que mejor se adapten a las características de tu piel para mantenerla hidratada. Sobre todo esto es importante si padeces dermatitis atópica o psoriasis.

Protégete del sol y del frío

Usa gafas de sol también en invierno, especialmente en zonas con nieve, ya que esta refleja el 80% de la radiación solar y afecta a la piel y a los ojos. No te olvides tampoco de los guantes para evitar sabañones en las manos.

Evita el alcohol y el tabaco

Tanto el alcohol como el tabaco afectan negativamente a tu piel, ya que la resecan y aceleran el envejecimiento de las células. Si después de tener en cuenta estos consejos continuas con la piel muy seca y escamosa, te recomendamos que consultes con un dermatólogo.

¿Aún no conoces los seguros de AFEMEFA? Infórmate ahora sobre el seguro de salud para toda la familia y el seguro joven.

En Afemefa contamos con los mejores profesionales que te atenderán encantados para poner solución a todos tus problemas de salud. Porque no hay nada mejor que sentirse tranquilo.