6 claves para no engordar en verano

6 CLAVES PARA NO ENGORDAR EN VERANO

El verano es tiempo de relajarse, desconectar y aprovechar para hacer planes distintos al resto del año. Las comidas fuera de casa, las barbacoas y las tardes en las terrazas para combatir el calor hacen que esta época del año sea la preferida de muchos, pero debemos tener cuidado porque también son unos meses en los que solemos engordar. Descubre las claves para no engordar en verano y poder disfrutar de las vacaciones sin el temor de tener que enfrentarnos a la báscula después.

Más agua, menos alcohol

Mientras que el agua nos mantiene sanos e hidratados, el alcohol deshidrata y tiene gran cantidad de calorías que lamentablemente puede perjudicarnos a la hora de mantener nuestra talla en verano. Por eso, aunque no pasa nada por tomar alcohol de vez en cuando, lo mejor es elegir cerveza (sin alcohol a ser posible), zumos o infusiones frías. Evita los refrescos, ya que contienen mucho azúcar y además te hincharán.

No olvides hacer ejercicio

Con el calor normalmente abandonamos la rutina deportiva que sigues durante el año, pero en vacaciones hay múltiples alternativas que pueden ayudarte a mantener tu peso. Puedes dar largos paseos, jugar a las palas en la playa, nadar en la piscina o recorrer tu destino turístico a pie.

Sigue con tus 5 comidas al día

Aunque nos levantemos y nos acostemos más tarde, conviene intentar mantener en la medida de lo posible tu rutina e intentar establecer un horario para las comidas, de modo que puedas repartir la ingesta de calorías a lo largo del día. Si quieres picar entre horas siempre hay opciones más saludables como la fruta, que es ligera, aporta agua y te mantendrá hidratado.

Busca actividades de ocio en movimiento

En vacaciones solemos aprovechar para ver más a los amigos o la familia, pero no tenemos por qué hacerlo sentados en algún lugar mientras tomamos algo. Podemos planificar actividades, como el senderismo, con las que podremos disfrutar de nuestros amigos sin dejar de movernos y además conocer rincones turísticos que nos sorprenderán.

Come sano aunque comas fuera de casa

El verano es una época ideal para hacer más planes fuera de casa que en algunos casos implican perder el control de lo que comemos y que pueden acabar pasándonos factura. Si queremos mantener una dieta equilibrada deberemos elegir alternativas refrescantes, ligeras y poco calóricas, como el gazpacho, las ensaladas o los pescados a la plancha.

Cuidado con los atracones en los buffets libres

Para controlar mejor lo que comes, cuando te vayas de vacaciones es preferible que te decantes por apartamentos o alojamientos que tengan cocina. Si no tienes esa posibilidad y prefieres un majestuoso buffet en el hotel, elige un menú equilibrado y evita llenar el plato con todo lo que veas.  Sé cauto e intenta comer como si estuvieras en tu casa.

 

Aunque el periodo estival está lleno de tentaciones en forma de comida, es posible disfrutarlo sin echar a perder los esfuerzos del resto del año. Sigue estos consejos, disfruta con cabeza de tus vacaciones y comprobarás que es posible no engordar en verano.