Causas de la sensibilidad dental

Causas de la sensibilidad dental

¿Tienes pinchazos en los dientes cuando comes o bebes algo muy frío o caliente, dulce o ácido? Es posible que sufras sensibilidad dental, una molestia transitoria muy común.

Sigue leyendo, te contamos cuáles son sus principales causas.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad en los dientes afecta a muchas personas, según un amplio estudio realizado por la Universidad de Bristol. Esta investigación revela que hasta un 50% de la población tiene o ha tenido sensibilidad dental en algún momento.

Esta incómoda molestia, que puede afectar a la calidad de vida de quienes lo padecen, tiene su origen justo debajo del esmalte del diente, en la dentina, un diminuto tejido poroso en el cual se encuentran miles de tubos microscópicos que lo atraviesan y que contienen los extremos de los nervios. Si el esmalte se retira, la dentina queda expuesta y los nervios son más vulnerables a los cambios de temperatura y a ciertos alimentos, manifestándose en forma de pinchazos o calambres repentinos en los dientes.

Pero, ¿por qué se produce la sensibilidad dental?

Causas de los dientes sensibles

Entre las causas más comunes de la sensibilidad dental destacan las siguientes:

Bebidas o comidas ácidas

Los cítricos como la naranja, el limón o la lima, los refrescos con burbujas y el agua carbonatada, así como el azúcar pueden provocan un efecto erosivo en el esmalte de los dientes.

Rechinar los dientes

El bruxismo causa un desgaste progresivo de la dentadura, dañando el esmalte y exponiendo la dentina.

Cepillarse incorrectamente los dientes

Cepillar tus dientes de forma inadecuada: con demasiada fuerza, hacerlo más veces al día de las aconsejables (tres veces), con pasta de dientes abrasiva o utilizar un cepillo de cerdas muy duras pueden desgastar del esmalte de tus dientes y provocar retracción de las encías.

Pastas de dientes blanqueadoras

Las pastas de dientes con efecto blanqueador contienen elementos abrasivos que producen un desgaste en el esmalte.

Algunos enjuagues bucales

Los niveles altos de peróxido de hidrógeno de algunos enjuagues bucales pueden causar irritación en las encías y atravesar el esmalte de los dientes.

Gingivitis

La gingivitis es una inflamación de las encías causada por el sarro y las bacterias que puede producir sensibilidad en los dientes.

Tratamientos dentales

Las ortodoncias, las limpiezas o los blanqueamientos dentales pueden causar hipersensibilidad dental.

La edad

Con el paso del tiempo existe un desgaste gradual del esmalte de los dientes inevitable.

Dientes agrietados

Un diente agrietado o astillado puede producir dolor si la dentina dentro del diente queda expuesta.

Retracción de las encías

La recesión o retracción de encías se produce cuando la encía se retrae dando lugar a una recesión gingival y dejando expuesta la dentina y parte de la raíz del diente. Esto ocasiona la reducción de la capa protectora del diente, generando sensibilidad dental.

Infección en un diente

La pulpa blanda dentro del diente puede infectarse lo que puede resultar muy doloroso, además de producir sensibilidad dental.

Consejos para evitar el dolor de dientes sensibles

Una vez que conoces la causa de tu sensibilidad dental puedes seguir una serie de consejos para evitar el dolor:

  • Disminuye, en la medida de lo posible, la ingesta de ácidos que al reblandecer la dentina expuesta empeoran el problema de la sensibilidad.
  • Visita a tu dentista con regularidad.
  • Mantén una higiene bucodental adecuada, con un cepillo de cerdas suaves y una técnica correcta.
  • Utiliza productos específicos, como pastas dentífricas especiales o geles fluorados para fortalecer el esmalte.

 

En caso de sufrir sensibilidad dental de forma habitual, acude al odontólogo cuando antes para evitar que la sensibilidad vaya a más y descartar caries, infección, enfermedad o cualquier otra lesión en tus dientes.

 

Si aún no conoces los Seguros AFEMEFA, infórmate ahora sobre el seguro de salud para toda la familia y el seguro joven.