PREPARAR EL COCHE PARA UN VIAJE EN INVIERNO

PRECAUCIONES PARA SALIR CON EL COCHE EN INVIERNO

Salir con el coche en invierno no sólo conlleva los riesgos comunes de la carretera de velocidad, pinchazos o atascos, además el riesgo se agrava cuando caen las heladas, las nieves cortan el tráfico y nos quedamos aislados y/o se nos atasca el coche.

Para prevenir graves daños en nuestra salud como pueden ser los causados por la hipotermia, consecuencia de las bajas temperaturas, o aislamientos durante más tiempo de lo debido, por la falta de comunicación, debemos prepararnos y provisionar bien el coche cuando vayamos a conducir en invierno.

Lo primero que debemos hacer a la hora de empezar a tomar precauciones para salir con el coche en invierno es mentalizarnos y no comenzar el viaje estresados. Debemos pensar que cualquier cosa puede impedirnos llegar a la hora que teníamos pensado y tomarnos más tiempo así, si nos quedamos atascados, lo aceptaremos mejor.

Debemos reducir la velocidad para reducir la posibilidad de accidentes en invierno. La carretera puede tener bloques de hielo o nieve y hacernos patinar. Y es mejor llegar más tarde que el que se nos chafe el plan.

LA CONDUCCIÓN EN INVIERNO

Si nos encontramos con una zona con una nevada o con hielo conduciremos con una especial precaución. Los consejos son los siguientes:

❅ Conducir más con una velocidad menor de lo normal cuando encontramos caminos que hagan resbalar el coche

❅ Aumentar la distancia entre el vehículo que va delante

❅ Empezar a frenar con el tiempo suficiente para que nos de tiempo a parar el coche. Eso nos obliga a reducir antes de lo que haríamos normalmente ya que se nos puede ir el coche y patinar, además aumentaríamos el momento de inicio de frenada con mucho tiempo en caso de ir cuesta abajo.

❅ Las luces delanteras deben estar encendidas para poder ver bien al resto de usuarios y contribuir a que la mejora de visualización de los demás respecto a ti.

❅ No cruces o atravieses zonas que se ven claramente que pueden causarte problemas; disminuye la velocidad y prepárate para detenerte en cualquier instante.

❅ Los coches de doble tracción son una maravilla pero no creas que es capaz de impedir los patinazos. El exceso de confianza puede acabar bastante mal.

❅ Evita la acumulación de hielo y nieve en el parabrisas, espejos, luces o ventanas.

❅ Y muy importante, no bebas si vas a conducir. Siempre se necesita estar al 100% durante la conducción, pero en estos casos el peligro es mayor.

Cuando las condiciones ambientales son muy peligrosas lo más seguro es ¡no conducir! Evítalo si no es extremadamente necesario.

CÓMO PREPARAR EL COCHE ANTE UN VIAJE EN INVIERNO

Vas a viajar y no sabes lo que te vas a encontrar por el camino. Verifica que:

  • Las ruedas están bien infladas.
  • No esté desgastado el dibujo de las ruedas.
  • Todas las luces deben funcionar.
  • El limpiaparabrisas ha de funcionar correctamente y limpiar a la perfección.
  • El líquido del limpiaparabrisas está lleno y funciona bien.
  • La batería del coche está cargada y no está vieja y hay que cambiarla.

PRECAUCIÓN CON EL COCHE EN INVIERNO

QUÉ LLEVAR EN EL COCHE DURANTE EL INVIERNO

No te pegues el susto y vete preparado durante el viaje. Esto es lo que debes llevar en el coche en invierno.

TELÉFONO MÓVIL

Ten siempre cerca el móvil, llévalo cargado de batería, y con el cargador, sobre todo si te vas a alejar de zonas urbanas.

CADENAS

No saber cuándo te puede sorprender la nieve hace totalmente necesaria la provisión de las cadenas y, si siempre las llevas en el maletero nunca se te olvidarán.

RASCADOR

Las heladas ocultan nuestras ventanas y nos impiden ver. Un rascador eliminará el hielo que nos impida la marcha en el coche.

PINZAS Y ESLINGA DE ARRASTRE

Con el frío las baterías pueden perder potencia y dejarnos tirados. Llevar unas pinzas y contar con el coche de otro usuario de la vía puede evitar que nos quedemos tirados en medio de la nada a temperaturas bajo cero y, en el caso de que la batería no consiga superar el arranque, con la cadena de arrastre otro usuario podrá remolcarnos.

PALA

Si tienes pensado alejarte de autopistas y meterte en carreteras secundarias o bosques una pequeña pala te ayudará a quitar la nieve que el temporal haya podido arrastrar y te bloquee el camino.

ROPA EXTRA

El peligro de quedarte en el coche atascado existe siempre. Todos los años lo vemos en las noticias. Para estar preparados para estos casos lleva ropa de abrigo extra. Unas mantas tampoco estarían mal, y si son de forro polar mucho mejor.

LINTERNA

Una linterna, aunque no sea muy grande, nos ayudará a ver si tenemos algún problema en el coche y la luz exterior no acompaña. Las hay sin pilas lo que reduce la posibilidad de que la linterna nos falle.

ALIMENTOS ENERGÉTICOS Y AGUA

Con el frío también nos deshidratamos y un viaje en malas condiciones que puede convertir nuestro viaje en el viaje eterno, necesitará que tu cuerpo pueda combatir eficazmente con el frío. Para ayudarnos con ello tenemos el agua, importante fuente de hidratación y alimentos energéticos que le darán energía al cuerpo y le ayudarán a combatir el frío. Además, en lo que comes, seguro que el tiempo se te pasa más rápido.

 

HIPOTERMIA Y CONGELACIÓN II

HIPOTERMIA. Consecuencias de las bajas temperaturas. Parte II

Ya sabemos qué es la hipotermia, cuándo suele suceder y cómo reconocerla. Ahora vamos a intentar prevenirla siguiendo los siguientes pasos.

PREVENIR LA HIPOTERMIA

Debemos intentar no llegar a una situación extrema y para ello seguir unos sencillos pasos como os indicamos a continuación:

  • Primero debemos evitar que tanto ancianos como niños salgan a la calle en días muy fríos si no están provistos de mucho abrigo y nunca durante mucho tiempo.
  • Hay que ir extremadamente protegidos y abrigados. Es importante saber que muchas capas delgadas son mucho mejor solución que una sola capa muy gorda de abrigo.
  • Se aconseja llevar alimentos que aporten calorías y energía al cuerpo.
  • Hay que utilizar prendas que nos cubran la cara como son bufandas, bragas o verdugos.
  • Procurar no alejarnos mucho de lugares donde podamos entrar en calor en el caso de tener un episodio de hipotermia.
  • Es aconsejable beber líquido sin cafeína caliente para prevenir la deshidratación
  • Tener períodos secuenciales donde se esté al aire libre y con momentos de descanso que ayuden a recuperar el calor perdido en una zona cálida.
  • Muy importante: mantenerse seco siempre
  • Intentaremos siempre estar acompañados para que alguien nos pueda ayudar en caso de hipotermia.
  • Si por alguna razón te quedas atascado en algún sitio, apártate lo más posible del viento y mantente en movimiento pataleando fuerte, aplaudiendo, agitando los brazos… debemos mantener activa la circulación para que el calor de la sangre caliente todo el cuerpo.
  • Y, en cuanto notes fuertes temblores vete a algún lugar cálido.

CONSEJOS A SEGUIR EN CASO DE HIPOTERMIA

En el caso de que la prevención no haya cubierto todas las necesidades de protección que requería nuestro cuerpo y estamos sufriendo un caso de hipotermia, lo primero que hay que hacer es

  • Llamar al 112 donde informaremos del estado nuestro o de la persona que hemos encontrado. Haremos una primera y sencilla exploración para aportar la mayor información al servicio de emergencia. Miraremos si respira y si lo hace eficazmente es decir, si se le nota poco movimiento del pecho, hace algo extraño al respirar. En el caso de que la respiración no sea buena habrá que empezar unas maniobras de reanimación cardiopulmonar.
  • También tenemos que llevar al afectado a un lugar seco y caliente, apartándole de zonas de viento, del frío y del suelo. Le desnudaremos en el caso de tener la ropa húmeda y le pondremos otra seca. Y le taparemos bien la cabeza y el cuello por ser zonas por donde se pierde mucho el calor. Ayúdale con lo que tengas, gorros, guantes…, cuanto antes entre en calor mucho mejor. Pero ¡cuidado con el movimiento! Un movimiento brusco de este tipo de víctimas pueden acarrearle problemas cardíacos.
  • Si puedes acceder a unas mantas, sigue las pautas aconsejadas de tapado de la víctima que son las siguientes: Primero se tapa con las mantas el pecho, después las piernas y finalmente los brazos.
  • Otra manera de intentar calentar a una persona es metiéndola en una bañera con agua tibia a 40º, acercándola a una calefacción o meterla en una cama y arroparla pero siempre poco a poco.
    Si se observa que la víctima está consciente y bien orientada se le debe dar líquidos calientes con azúcar y mantenerse los brazos y las piernas recogidas.
  • Aunque parezca que ya haya pasado todo debemos estar en constante control de la víctima mirando el nivel de conciencia y respiración para poder evaluar si hay algún cambio hasta que llegue el servicio de emergencia y podamos informarle de todo lo ocurrido.

LO QUE NUNCA HAY QUE HACER

Muy importante no es sólo saber qué hacer ante un caso de hipotermia, si no lo que no hay que hacer en estas situaciones.

  • Nunca abandonaremos a la víctima
  • Nunca le daremos alcohol
  • Nunca le frotaremos la piel para que entre en calor
  • Nunca le pondremos sobre la piel, directamente, bolsas de calor
  • Nunca le acercaremos demasiado a calefacciones o chimeneas para que entre en calor
HIPOTERMIA Y CONGELACIÓN I

HIPOTERMIA. Consecuencia de las bajas temperaturas. Parte I

Durante el invierno nos exponemos al frío y éste nos puede acarrear un gran número de problemas de salud que pueden llegar a ser muy graves si no tomamos las medidas pertinentes de protección. Desde un enfriamiento leve que puede calmarse volviendo a recuperar la temperatura corporal entrando en un sitio cálido o aumentando el nivel de protección del cuerpo e incluso tomando algo caliente que ayude al cuerpo, hasta los casos más graves que pueden ser una congelación o una hipotermia y que nos pueden conducir a la muerte.

DIFERENCIA ENTRE HIPOTERMIA Y CONGELACIÓN

Primero vamos a conocer la diferencia que hay entre la hipotermia y la congelación

Por un lado la hipotermia es una de consecuencia de las bajas temperaturas donde la temperatura disminuye por debajo de los 35ºC. Se produce por una bajada abrupta de la temperatura del cuerpo que nos provoca una disminución de la atención, temblores o incluso puede llegar a hacernos perder el conocimiento. Es en todo caso una urgencia.

Por otro lado, una congelación es cuando una parte del cuerpo la exponemos al frío más extremo durante mucho tiempo y este se congela al cristalizar las células de esa zona del cuerpo y provocando la deshidratación de las mismas.

Es importante saber que, si tienes alguna enfermedad cardiovascular o diabetes, tomas alguna medicación que te haga más débil al frío o bien eres una persona que no lleva una dieta adecuada, o mayor , o que está bien físicamente, eres más propenso de sufrir un ataque de frío de importancia.

SÍNTOMAS DE LA HIPOTERMIA

Normalmente la hipotermia aparece de manera gradual y la víctima realmente no es consciente de que la está sufriendo. Según desciende la temperatura del cuerpo se distinguen 3 fases que se caracterizan por los siguientes síntomas.

PRIMERA FASE

Cuando el cuerpo nota que está perdiendo calor, las partes más alejadas del cuerpo (las manos y los pies) pierden flujo sanguíneo como mecanismo de defensa del cuerpo y conseguir así mantener calientes los órganos vitales. Esto provoca escalofríos, con los temblores se gastan más calorías y aumenta el ritmo en la respiración y el corazón. Además empiezan a entorpecerse las manos y los pies porque los músculos de esas zonas empiezan a no responder.

SEGUNDA FASE

Los escalofríos y los temblores se vuelven cada vez más violentos, los movimientos se hacen torpemente y se ve una evidente descoordinación. Aunque la víctima de hipotensión parezca alerta, está pálida y los labios, las orejas y los dedos comienzan a ponerse de un color azulado.

TERCERA FASE

En esta fase la piel ya está poniéndose en tono azulado, los movimientos son muy difíciles y los temblores no paran. La víctima comienza con una especie de letargo, le empieza el sueño y comienza a tener confusiones mentales y comportamientos raros e irracionales. En un rato, los órganos vitales empiezan a fallar y aparece la muerte clínica, aunque aún no se ha producido la muerte cerebral que se produce unas horas más tarde.

CAUSAS MÁS COMUNES DE HIPOTERMIA

Las causas más comunes de hipotermia son:

  • Llevar poca ropa o que ésta no sea adecuada para las temperaturas bajas.
  • Mojarse o sumergirse en aguas frías.
  • Estar con ropa húmeda cuando hace frío o viento durante mucho tiempo.
  • Hacer esfuerzos extremos sin ingerir suficiente comida o bebida en climas fríos.

¡Atención! Si aparece confusión o alteraciones mentales, se debe llamar de inmediato al número de emergencias, en España el 112.

Hay que tener especial cuidado con los niños pequeños porque pierden la temperatura del cuerpo más fácilmente que los adultos, y son más susceptibles a la congelación y la hipotermia ya que tienen una superficie de evaporación grande, un control inmaduro de la regulación de la temperatura corporal y una capacidad de producción de calor reducida.

CONSEJOS SALUDABLES PARA UNA JORNADA LABORAL SALUDABLE

Consejos para una jornada laboral saludable

Una de las razones de los problemas de salud en el trabajo es que parte de los trabajadores no tienen el mobiliario acorde a su puesto de trabajo como sillas y mesas ergonómicas, o se mantienen durante mucho tiempo con la misma postura, o puede que incluso los equipos informáticos estén mal situados y eso perjudica constantemente a la salud. Otras veces existe un desconocimiento de la llamada higiene postural, por parte de las personas responsables de la empresa y por parte también de los trabajadores.

Mantener una buena higiene postural y trabajar en un ambiente laboral adecuado aporta un gran número de beneficios tanto para tu salud física, disminuirás tus dolores de espalda y brazos, como para tu salud mental y bienestar personal. Además te ayudará a ser más productivo en el trabajo y por consiguiente estarás más satisfecho con los resultados que consigues en él.

GUÍA DE LO QUE HAY QUE HACER PARA MEJORAR TU BIENESTAR EN LA OFICINA

Aunque a continuación te vamos a proponer unos consejos para una jornada laboral saludable, para que el trabajo no perjudique tu salud, no debemos olvidarnos de mantener una vida saludable, mantenernos en forma, y llevar una vida sana, pues todo ello repercutirá en nuestra jornada laboral, .

  1. Cambia de posición. De vez en cuando debes levantarte, al menos cada 2 horas, así te estirarás, mejorarás tu circulación, y descansarás tú, tu espalda y tu cuello. También puedes realizar algunos ejercicios específicos para activar algunas zonas y relajar otras un poco.
  2. Cambia de tareas durante tu jornada laboral. Organiza tu jornada de manera que puedas teclear 1 hora, y la siguiente levantarte a hacer fotocopias o archivo, la otra para hacer llamadas telefónicas… busca diferentes tareas que impliquen ponerse de pie y cambiar de postura.
  3. Utiliza una buena silla. Tu silla debe poder permitir introducir las piernas debajo de la mesa. Ha de ser un poco acolchada y tener un respaldo que se adapte a la zona lumbar (curvatura que hay en la parte baja de la espalda). Estarás más cómodo y reducirás el agotamiento del cuerpo. En el caso de no poder cambiarla, hay cojines ortopédicos que te pueden ayudar a ajustar tu postura.
  4. Rodillas y caderas deben estar alineadas. Quizá es lo más importante para la higiene postural. El poder contar con una silla que se pueda adaptar, tanto subir como bajar, y así permitir que los pies queden firmemente apoyados en el suelo o en algún soporte que necesites para estar elevado y con la postura correcta en tu mesa de trabajo. Los muslos deben quedar en ángulo recto y, como en el caso del respaldo, si la silla no puede ajustarse, ajústala con algún cojín ortopédico para elevarte.
  5. La cabeza y el cuello deben tener posición erecta. La posición adecuada a mantener delante de la pantalla debe ser con la parte superior de ésta aproximadamente unos 5 cm por debajo de nuestro punto de visión cuando miramos al frente.
  6. Los codos rectos y las muñecas ligeramente flexionadas. Los codos deben mantenerse en ángulo recto y pegados al cuerpo y manteniendo los accesorios de tu ordenador, ratón y teclado a la misma altura que ellos. Mientras, las muñecas tendrán una ligera flexión y el tecleo se mantendrá suave.
  7. La mejor luz en tu puesto de trabajo. La mejor luz es la blanca pues reduce el cansancio de la vista. Aunque la luz natural es la idónea, lo importante es que haya cristales polarizados o algún filtro que regule la intensidad de la luz que entra y así evitar los cambios que suceden durante el día o en las distintas estaciones del año.
  8. Mantén tu lugar d trabajo limpio y ordenado. No sólo te será más fácil encontrar lo que necesitas en el trabajo, si no que reducirás los problemas de alergias.
  9. Evita el ruido. Puedes mantener un nivel de ruido que sea bajo, o incluso poner música tranquila si el trabajo te lo permite, pero siempre a un volumen bajo.
  10. Mantén una buena alimentación. Aliméntate de manera saludable y guarda en tu cajón de la ofician siempre algo de fruta para poder picar cada 3 horas. Le darás la energía que necesita al cuerpo para poder continuar.

Todo sobre la prueba del talón en bebés

En el hospital, cuando das a luz a tu bebé, te dicen que debes acudir a realizar al niño la prueba del talón y, sobre todo si eres primeriza, tú te preguntas ¿y eso qué es y por qué se hace?

Cada mil recién nacidos, en apariencia normales, se oculta una enfermedad que puede acarrear graves e irreversibles consecuencias y que sólo se manifiestan días o semanas después del nacimiento.

¿QUÉ ES LA PRUEBA DEL TALÓN?

El tamiz neonatal, también llamado la prueba del talón en bebés, es una prueba preventiva que se hace de manera rutinaria en España tras el nacimiento de un bebé y que se realiza a través de unas gotitas de sangre que se sacan del talón del bebé tras realizarle un pinchazo rápido y superficial con una aguja. Estas gotitas se colocan en un papel especial llamado Tarjeta de Guthrie para, posteriormente, enviarlo al laboratorio para su análisis.

Pasadas tres semanas, si todo está correcto, se reciben los resultados por correo ordinario en el domicilio pero, en el caso de detectar una enfermedad o haya dudas al respecto, el hospital se pondrá en contacto con los padres de forma urgente.

¿QUÉ DETECTA?

El objeto de la prueba del talón es detectar  enfermedades endocrino-metabólicas hereditarias, cuando aún no se han producido daños orgánicos, para iniciar de urgencia el tratamiento oportuno que los prevenga. Estas enfermedades pueden cursar con problemas en el crecimiento, retraso mental, espasmos, retraso en el desarrolo u otras manifestaciones graves.

En el siguiente cuadro de la Asociación Española de Pediatría se indican algunas de las enfermedades del cribado neonatal.

Enfermedades de la prueba del talón en bebés

¿CUÁNDO SE REALIZA?

Antiguamente el análisis para detectar enfermedades como la fenilcetonuria con pequeñas cantidades de proteína no eran fiables, por lo que debía transcurrir el tiempo necesario para que las proteínas alcanzasen niveles suficientes como para ser detectadas. Hoy los métodos permiten la detección a partir de las 48h de vida sin que el nivel de proteína sea un  condicionante. Por lo que las pruebas se pueden realizar siguiendo cualquiera de las 2 alternativas pero siempre garantizando la cobertura al 100% de los recién nacidos:

Las alternativas son:

  • Por extracción única.

A partir de las 48 h de vida del recién nacido, con alimentación con proteínas obteniendo una sola muestra.

  • Por extracción doble.

La primera extracción a partir de las 48 h de vida, antes del alta hospitalaria, para detección de un número de enfermedades congénitas y la segunda a partir del quinto día de vida detectar la fenilcetonuria.

 

La prueba del talón para el bebé, le provoca un casi inevitable llanto cuando siente el pinchazo que, al parecer se mitiga bastante con la presencia de la madre. Como resultado posterior al pinchazo, el bebé sólo tendrá un ligero dolor residual y un hematoma pequeño en la zona donde se ha producido el pinchazo, que desaparecerá en pocos días.

 

Cambio de hora en nuestro cuerpo

Cómo afecta el cambio de hora a nuestro cuerpo

En España, 2 veces por año, hacemos un cambio horario con una finalidad, el ahorro energético. Este cambio de horario, más odiado que deseado, y cuya utilidad en la actualidad está más que discutida, intenta aprovechar las horas de luz que el sol nos brinda y reducir el empleo de la luz artificial.

A algunas personas el cambio horario le afecta en su bienestar y salud influyéndoles negativamente en el estado de ánimo, con depresión, trastornos de sueño, irritabilidad, falta de atención y nerviosismo o incluso dolores de cabeza y problemas en las digestiones. Hay quien reconocen síntomas que produce este cambio como los que aparecen con el “jet lag”.

¿Qué dicen los estudios al respecto?

RESULTADOS DEL CAMBIO DE HORARIO

Los resultados de diferentes estudios han llevado a los investigadores a afirmar que el cambio horario apenas tiene efectos directos en la salud, pero reconocen que las consecuencias afectan principalmente a la calidad del sueño y eso, puede llevar a una mala calidad de vida y agravar el estado de salud.

Estos son algunos de los resultados de sus investigaciones sobre el cambio horario:

  • Es más difícil acostumbrarse al cambio de hora en primavera, cuando “perdemos” una hora que cuando la “ganamos” en otoño.
  • Los efectos que se producen sobre el cuerpo son transitorios.
  • El cambio de hora puede producir una ligera alteración de los ritmos de sueño. Algunas personas, pueden tener dificultades para dormirse y mucho sueño al despertarse implicando, entre otros, un aumento en el número de accidentes de trabajo. Grandes afectados por este cambio son los trabajadores a turnos.
  • Algunos estudios como los del New England Journal of Medicine o el de American Journal Cardiology, apuntan a aumentos o disminuciones en los casos de infarto agudo de miocardio en función del cambio de horario (primavera-otoño) y su repercusión por período en el hombre o en la mujer.
  • Afirman que el ritmo biológico del cuerpo puede sufrir dificultades de adaptación al cambio horario, cambios que pueden provocar una pérdida de la estabilidad en personas vulnerables, principalmente personas con trastornos de sueño, mayores de 50 años y niños.
  • También se ha relacionado también este cambio de hora al aumento del índice de suicidios según la investigación del Sleep and Biological Rhythms, o incluso el aumento de los accidentes de tráfico según apunta la investigación del Accident Analysis & Prevention.

QUÉ HACER PARA LLEVAR MEJOR EL CAMBIO DE HORA

Los consejos que nos dan los investigadores para evitar soportar los efectos de estos cambios en nuestro ciclo biológico son:

  1. Realiza ejercicio suave: los paseos pueden ayudar al “reloj interno” a la adaptación más rápidamente.
  2. Es aconsejable que, una semana antes de que se produzca el cambio de horario, vayas adelantando el momento de levantarse unos 15 minutos, de manera gradual (cada 2 ó 3 días), para que tu cuerpo se vaya acostumbrando poco a poco y se adapte mejor.
  3. Cambia tu horario de comidas, a modo de las horas de sueño indicadas con anterioridad para conseguir adelantar una hora las cenas, y evita el alcohol y la cafeína.
  4. Si no estás acostumbrado a dormir siestas, no te las eches a pesar del sueño.
  5. Come bien y mantén una buena hidratación.
Vacuna Neumococo Prevenar

Vacuna Neumococo: Lo que Tienes que Saber

En noviembre de 2014, Sanidad y las Comunidades Autónomas acordaron incluir la vacuna del neumococo en el calendario común de vacunación infantil a partir de 2016, atendiendo a las reivindicaciones de los pediatras. Muchas comunidades ya han incorporado esta vacuna a su calendario en 2015. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ella.

¿Qué es el neumococo?

La infección por neumococo está causada por una bacteria que habitualmente, y de ahí viene su nombre, puede causar neumonía, aunque también puede provocar otras enfermedades como meningitis, sinusitis, otitis o bacteriemia, una infección de la sangre que da lugar a fiebres bacterianas. El neumococo es la segunda causa de otitis de origen bacteriano en niños.

El neumococo se aloja habitualmente en la nariz y la garganta, y se contagia de persona a persona por contacto directo. Sin embargo, no se contagia fácilmente, hasta el punto de que muchos niños sean portadores y no desarrollan la enfermedad.

Afecta especialmente a niños menores de 5 años, aunque también puede afectar a personas mayores o con enfermedades. Las infecciones más graves suelen darse en niños menores de 2 años, ya que no tienen un sistema inmunológico lo suficientemente desarrollado para hacerle frente.

¿Por qué es necesario vacunarse?

La vacuna contra el neumococo es el método más eficaz para prevenir las enfermedades que puede causar el neumococo, especialmente la meningitis. Se han identificado más de 90 cepas diferentes de la bacteria neumococo, aunque sólo entre 8 y 10 pueden causar las infecciones más serias.

En niños se aplica la vacuna conjugada contra el neumococo PCV (pneumococcal conjugate vaccine), habitualmente conocido con el nombre de la marca Prevenar. Esta vacuna protege contra 13 serotipos de la bacteria, con una efectividad del 60-70%.

La vacuna forma parte del calendario infantil de vacunaciones en la mayor parte de los países europeos.

Frecuencia de vacunación contra el neumococo

La vacuna se administra habitualmente en 4 dosis. Las tres primeras durante el primer año del bebé, a los 2, 4 y 6 meses. Adicionalmente se realiza una recordatorio sobre los 12 meses. En todo caso, el pediatra te indicará las pautas para la mejor administración de la vacuna.

Si estás vacunando a tu bebé y se te olvida una dosis, deberás continuar el calendario normalmente, pero conviene consultar en todo caso a tu pediatra.

¿Quién no debería vacunarse?

Aunque es una vacuna muy segura, en ocasiones tus hijos puede que tengan que posponer la vacunación o que se recomiende no realizarla en absoluto, especialmente en casos de alergia a la vacuna o de estar atravesando una enfermedad con fiebre.

Efectos secundarios de la vacuna neumococo

Como la mayoría de las vacunas, la vacuna contra el neumococo puede, en ocasiones, causar efectos secundarios, aunque las reacciones más frecuentes son leves, como dolor, enrojecimiento de la zona donde se aplica, fiebre leve o reducción del apetito. Muy raramente puede producir reacciones graves.

 

fractura-infantil

Cómo Identificar y Tratar Fracturas Infantiles

Las fracturas infantiles son una de las lesiones más comunes en los niños, lo cual no es ninguna sorpresa si tienes en cuenta todo lo que tu hijo corre, salta y, por supuesto, se cae. En este artículo te contamos algunos datos y pautas interesantes en caso de que tu niño o bebe tenga un hueso roto.

Ver a un niño con una escayola es algo bastante frecuente. No en vano, las fracturas de huesos en niños menores de seis años es una de las lesiones más comunes de la infancia. La buena noticia: debido a que sus huesos son más flexibles que los de los adultos, en realidad no se rompen con tanta facilidad, y si lo hacen, se curan mucho más rápidamente que en los adultos, por lo que si tu hijo se ha roto un brazo, una pierna o el codo, verás lo tendrás corriendo o gateando antes de darte cuenta. Sin embargo, hay algunas cosas que te interesa saber acerca de los huesos rotos en los niños.

¿Cómo se fracturan los huesos de niños y bebés?

Supón que eres una princesita que acaba de aprender a andar con esas piernas pequeñas y regordetas, o quizás eres un pequeño bicho que no puede resistirse a trepar a cualquier mueble o saltar en la cama. Probablemente te vas a caer, y mucho, así que no es de extrañar que los accidentes sean la causa más común de las fracturas infantiles. Incluso en bebés más pequeños, que apenas se mueven aún, los huesos pueden romperse por causa de una caída fortuita. Sea cual sea el caso, procura no sentirte culpable. Es imposible estar en todas partes a la vez, incluso para las madres y padres más precavidos. Además, los huesos rotos en los niños no son un serio problema.

Detectar un hueso roto en un niño

En los niños, sobre todo los más pequeños, a veces puede ser difícil saber si hay una fractura. Sin embargo, puedes observar algunas señales que pueden ser bastante fiables:

  • Presencia de hinchazón y moratones en la extremidad.
  • Dolor intenso, sobre todo en un único punto
  • Zona muy sensible al tacto
  • Incapacidad o negación para mover la extremidad (Cuidado: un niño puede tener una fractura incluso si puede mover la extremidad)

Fracturas de codo, de antebrazo o de tibia son algunas de las más frecuentes en los niños.

Cuándo ir al traumatólogo

Si notas cualquiera de los síntomas anteriores, o crees que tu hijo puede tener una fractura, acude lo antes posible al especialista. En este caso, nuestro consejo es que acudas a un traumatólogo pediátrico, especialmente preparado para tratar con las fracturas y los huesos de los niños, que son muy diferentes a los de los adultos.

En caso de que la lesión afecte a la cabeza, el cuello o la espalda, o si la fractura es tan grave que ha perforado la piel, lo mejor es que trates de mantener al niño inmovilizado y llames al 112 o a tu centro de urgencias pediátricas inmediatamente.

Cómo se tratan las fracturas infantiles

En el caso de las fracturas menos graves, para ayudar a mantener la extremidad fija hasta llegar a la consulta del traumatólogo pediátrico o el centro de urgencias pediátricas, puedes hacer un entablillado casero, envolviendo una toalla o un paño alrededor de la extremidad, y colocando algo firme que actué como tablilla (periódicos, revistas, etc.). Sujeta la tablilla con vendas, o una bufanda o un pañuelo, procurando no apretar demasiado para no cortar la circulación.

Cuando llegues al consultorio, el traumatólogo pediátrico realizará una radiografía para confirmar el tipo y localización de la fractura. Debido a la naturaleza de los huesos de los niños, la fractura puede ser de diversos tipos, entre otros:

  • Tallo verde: se producen cuando el hueso se rompe en un solo lado, literalmente, como una ramita verde en un árbol. Fractura muy típica del niño.
  • Longitudinal: el trazo de la fractura sigue el eje longitudinal del hueso
  • Transversa: el trazo de la fractura es perpendicular al eje longitudinal del hueso
  • Oblicua: el trazo de la fractura tiene un ángulo variable
  • Espiral: el trazo de la fractura envuelve en una porción de la diáfisis del hueso. Puede ser difícil de detectar en los niños, especialmente en la espinilla.
  • Incurvación: el hueso se deforma por encima de su capacidad elástica. Típico de peroné y de cúbito, donde el otro hueso (tibia, radio) tiene más tendencia a romperse.
  • Fractura fisaria o del cartílago de crecimiento: afectan a las placas especiales en los extremos de los huesos que regulan el crecimiento. Estas interrupciones se consideran más graves – si no se curan bien, el desarrollo futuro podría verse afectado. Por esta razón, requieren un seguimiento especial durante al menos 18 meses.

En general, para fracturas menores los niños requieren una inmovilización con yeso o fibra de vidrio hasta que el hueso haya sanado. Si la ruptura es más grave, el médico puede primero tener que realinear la fractura, que normalmente se realiza bajo anestesia. Sólo en raras ocasiones los huesos rotos en los niños requieren cirugía antes de que el médico aplique un yeso.

Algunas precauciones para evitar los huesos rotos en los niños

Un niño tiene que correr y saltar. Forma parte de su desarrollo, tanto físico como social. Además, la actividad física ayuda a estimular el crecimiento óseo y a producir huesos fuertes. Sin embargo, puedes tratar prestar atención para eliminar obstáculos antes de tiempo y prevenir acrobacias o actividades que estén más allá del nivel de coordinación actual de tu hijo.

Una alimentación saludable, rica en calcio y en vitamina D, ayudará al desarrollo óseo de tu hijo. Consulta a tu pediatra sobre una dieta saludable para niños.

Vigila, en la medida de lo posible, la seguridad en el hogar, instalando barreras en las escaleras y asegurando los muebles pesados a las paredes para que no puedan caer sobre el niño. Cuida también la seguridad de los bebés con un mobiliario adecuado (cuna, cambiador, bañera, etc.). Ten cuidado también a la hora de seleccionar juegos y andadores para tu hijo.

 

Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento

¿Qué es el Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento?

En ocasiones, cuando fallece un ser querido, descubrimos que había muchas cosas que no sabíamos de él, entre otros el conocimiento de si tenía alguna póliza de seguros de vida o de decesos.

En el pasado, ese desconocimiento hacía que muchas familias perdiesen la bonificación que les correspondía. Sin embargo, para evitar esta situación, se creó un registro de seguros de vida, el Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento (RCSCF) que, dependiente del Ministerio de Justicia, facilita la información a todas las pólizas en vigor de seguros de vida con cobertura de fallecimiento o seguros de accidente contratados.

¿Qué información podemos encontrar en el RCSCF?

En el RCSCF aparecen todos los datos que son necesarios para reclamar el posible seguro, como son los importes asegurados, los tomadores o los beneficiarios, para que los beneficiarios del seguro puedan acceder a todos los conocimientos de esta póliza, presentarlo ante Notario, y hacerse tomador de las indemnizaciones que les correspondan.

Es importante destacar que los únicos contratos sobre los que es posible obtener el certificado que aporta este Registro son los de los seguros de vida con cobertura de fallecimiento y los seguros de accidente que cubran la muerte del asegurado.

Acceder al Registro de Seguros de Vida

La información en este Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento está disponible durante 5 años desde la fecha en la que se produjo la defunción y es fácilmente accesible. Para solicitarlo tan sólo hay que aportar el Certificado de Defunción Literal que se solicitará tras 15 días hábiles después del fallecimiento, y rellenar un impreso (modelo 790) de pago de tasas, para conseguir la relación de las pólizas de seguros de vida con cobertura de decesos, en vigor, del fallecido. También puede solicitarse online en la página del Ministerio de Justicia.

Para presentarlo ante Notario habrá que solicitar un Certificado de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento, cuando se vaya a adjudicar la herencia.

Donación Médula Leucemia- AFEMEFA

Superar el miedo a la donación de médula.

Son muchos los avances que se han producido en el mundo de la medicina respecto a las enfermedades que dependían de la donación de médula ósea para conseguir salvar vidas. Sin embargo, todavía quedan algunos tipos de enfermedades de la sangre, como determinadas leucemias, que sólo pueden curarse mediante un trasplante de médula ósea.

LA DONACIÓN

MITOS DE LA DONACIÓN

Muchos desearían ser donantes de médula ósea y salvar vidas, pero el desconocimiento y los falsos mitos que rodean la asistencia sanitaria y el procedimiento de esta donación impiden esa toma de decisión. Falsos mitos como:

Todas las donaciones de médula requieren una asistencia sanitaria importante para preparar al paciente para la cirugía
La donación es dolorosa y requiere de un largo proceso de extracción y recuperación
Es una donación peligrosa y debilita al donante teniendo que depender de una constante asistencia sanitaria el resto de su vida.
Nunca más podrás volver a donar.

 

Ahora vamos a conocer un poco más sobre esta técnica y veremos qué de verdad tienen todos estos mitos.

 QUÉ SON LAS CÉLULAS MADRE

Para la donación de estas enfermedades de la sangre lo que se busca es reemplazar células enfermas por células sanas y, para conseguirlo, se necesita coger muestras de células madre sanas.

Las células madre son un tipo de células que son las que producen todas las células de la sangre y que tienen la capacidad de repoblar el organismo rápidamente. Gracias a los avances de la ciencia, hoy la asistencia sanitaria depende de una medicación que, a través de unas inyecciones, hace que salgan al torrente sanguíneo las células madre por eso actualmente, se pueden obtener las células madre que se necesitan bien de la médula ósea, de la sangre que circula por nuestro cuerpo, o de la sangre del cordón umbilical. Dependerá del estudio de compatibilidad y del deseo del donante.

La recuperación total de las células madre se produce en semanas, con lo que la donación no supone ningún riesgo para el donante ni impediría que en el futuro pudiese volver a donar a un familiar que lo necesitase.

TIPOS DE DONACIÓN DE CÉLULAS MADRE

 

  • Donación de sangre periférica

La mayor parte de las donaciones son del tipo de sangre periférica que no requieren de más que de una técnica parecida a una donación de sangre, llamada citoaféresis. La técnica se realiza a través de una máquina de separadores celulares, que recoge las células madre en una bolsa y el resto de la sangre pasa de nuevo a la sangre del donante.

  • Donación de médula ósea

Otro tipo de donación es el de médula ósea, es a través de la extracción de las células madre puncionando el hueso de la cadera. Se ingresa la noche antes y a primera hora de la mañana siguiente se procede a la extracción. A la mañana siguiente, se producirá el alta.

  • Donación de sangre de cordón umbilical

Es un procedimiento relativamente sencillo, lo que hay que tener en cuenta es que no todos los centros disponen de la asistencia sanitaria necesaria para poder realizar este tipo proceso para la donación. La técnica se produce cuando el niño ya ha nacido y se ha seccionado el cordón umbilical. Entonces se extrae la sangre cuando la placenta aún está en el interior del útero.

 EL PUNTO SIN RETORNO

En cada paso puedes decidir si sigues adelante con el proceso de donación o si te arrepientes y deseas abandonarlo pero, 10 días antes de la donación se llega a un punto de sin retorno. Es en este punto en el que el paciente enfermo empezaría un tratamiento para el trasplante que, en caso de no producirse, conllevaría su muerte.

 

Por desgracia, no es tan sencillo llegar ser donante de médula ósea. Condiciones como la edad (sólo pueden formar parte especialmente los jóvenes, de 18 a 55 años), o las enfermedades del donante que se evalúen y puedan agravarse con la donación… y, por supuesto la compatibilidad donante-receptor, hace que sólo 1 de cada 500 personas llegará a ser realmente un donante de médula ósea. Pero ¿por qué no intentarlo?

 

Para más información puedes visitar el siguiente enlace:

http://www.fcarreras.org/es

Obtendrás más información sobre el proceso de donación, el REDMO o registro de donantes de médula ósea y podrás encontrar cuál es el centro de referencia de donación más cercano a tu domicilio.