Hábitos saludables para niños

CAMPAÑA DE HÁBITOS SALUDABLES PARA NIÑOS

La AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) acaba de lanzar una campaña con la que pretende transmitir a las mujeres embarazadas, madres, padres, entorno familiar y social y profesionales sanitarios, información y recomendaciones para proporcionar a los niños unos hábitos de vida saludables durante el embarazo y los dos primeros años de vida.

¿Por qué es importante mantener hábitos saludables en los primeros años de vida?

El último informe ALADINO de 2.015, realizado en más de 10.000 niños y niñas de 6 a 9 años en España, alerta de que, a pesar de que hay una mejora respecto a estudios anteriores, más de un 40% de la población infantil tiene sobrepeso. De ellos, alrededor de un 18% presenta obesidad.

Para tratar de evitar estos problemas, la campaña de AECOSAN pretende fomentar unos hábitos saludables durante los 1.000 primeros días de vida del niño, que influirán de manera decisiva en su salud posterior. Este período incluye el embarazo y los 2 primeros años de vida del bebé, incluyendo la lactancia, y constituye una etapa clave para empezar a prevenir la obesidad y otras enfermedades. Algunos estudios demuestran que algunos de los efectos positivos logrados en esta etapa pueden perdura durante la vida adulta de la persona.

En este cometido, la importancia y la labor del entorno familiar, laboral, social y médico son claves para que las madres y padres puedan lograr el objetivo de proporcionar unos hábitos adecuados al bebé.

El programa se divide en tres etapas: embarazo, primer año y segundo año

Hábitos saludables durante el embarazo

Las principales recomendaciones para la mujer embarazada son:

Primer año de vida

Es una etapa marcada por la lactancia y el primero contacto del bebé con los alimentos. El plan recomienda las siguientes pautas:

  • Lactancia materna exclusiva durante 6 meses, siempre que sea posible. La lactancia aporta defensas al bebé y reduce el riesgo de enfermedades y obesidad, al tiempo que ayuda también a la madre a reducir el riesgo de patologías como el cáncer de ovario, el cancer de mama o la diabetes tipo 2.
  • Si es necesario aportar otros alimentos durante el período de lactancia, hacerlo siempre bajo el control y supervisión del pediatra.
  • La OMS recomienda mantener la lactancia, complementada con otros alimentos, hasta los 2 años de edad o más.
  • A partir de los 6 meses, seguir los consejos del pediatra para empezar a incorporar otros alimentos.

Segundo año de vida

En esta última etapa de este período de 1.000 días es cuando el bebé empieza a adquirir los hábitos personales y de alimentación que le acompañarán el resto de su vida.

  • Es importante incorporar al bebé a la mesa familiar.
  • Empezar a realizar actividades de ocio activo, en los que participe de manera acorde a su edad.

 

Ya sabes, si estás embarazada o tienes un bebé en casa, seguir unos hábitos saludables ahora puede favorecer la salud y el desarrollo futuros de tu hijo. Y si tienes dudas, consulta con cualquiera de los especialistas en obstetricia, matronas o pediatras que puedes encontrar en el cuadro médico de AFEMEFA.