Alimentos que fortalecen nuestro sistema inmunitario

Alimentos que fortalecen el sistema inmunitario

Una buena alimentación es la mejor aliada para fortalecer el sistema inmunológico frente al coronavirus.

No existen alimentos que curen, pero una dieta variada y saludable, además de un consumo de probióticos de forma regular, contribuye al buen funcionamiento de nuestras defensas.

Refuerza tu sistema inmunitario a través de la alimentación

Los alimentos que incluimos en nuestra dieta diaria nos proporcionan energía y nutrientes, además de reforzar nuestro sistema inmune para defendernos ante cualquier ataque externo (de bacterias, virus, hongos, protozoos, células cancerosas y elementos extraños) y crear anticuerpos para protegernos a largo plazo. Un buen estado del sistema inmunológico es un factor fundamental para prevenir y combatir enfermedades.

Por tanto, la nutrición es una de las claves para cuidar nuestro sistema inmune y llevar una vida sana. No obstante, el aporte de energía debe ser el correcto, ya que una ingesta excesiva podría afectar a la capacidad del sistema inmunológico de combatir las infecciones.

Los grupos de alimentos más recomendados para fortalecer las defensas son los siguientes:

Verduras y hortalizas

Debes incluir en tu alimentación productos como el brócoli, la calabaza y el puerro, hortalizas ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Asimismo, el ajo y la cebolla, ya que ambos contienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Además, mejoran nuestra respuesta frente a virus y bacterias, y favorecen el proceso de curación.

También los pimientos rojos estimulan el sistema inmunológico al tener el doble de vitamina C que los cítricos y ser una abundante fuente de betacaroteno (presente en las batatas, las espinacas, las zanahorias o en los tomates).

Frutas

Los cítricos como el pomelo, las naranjas, las mandarinas, los limones, las limas o las clementinas son ricos en vitamina C, una vitamina que incrementa la producción de glóbulos blancos y contribuye al combate de las infecciones. Por este motivo, muchas personas recurren a la vitamina C cuando se han resfriado.

Lácteos

El consumo regular de lácteos fermentados como el yogur (mejor si natural sin azúcar) o el kéfir ayuda a aumentar las defensas y fortalecen el sistema digestivo y la flora intestinal, ya que el sistema digestivo desempeña un papel fundamental en el apoyo de la función inmune.

Proteínas

Las proteínas le permiten a nuestro cuerpo fabricar los anticuerpos que necesita para defenderse contra los virus y las bacterias invasoras. Por ello, es aconsejable comer alimentos con proteínas más saludables, como el pescado azul, el pollo y las carnes magras.

Los huevos también contienen una gran cantidad de proteínas y vitaminas A y D.

Legumbres

Las legumbres son perfectas para reforzar el sistema inmune, gracias a su gran aporte de hierro, como es el caso de las lentejas. Además, contienen vitamina B6, la cual contribuye a combatir infecciones.

Ácidos grasos saludables

El aceite de oliva, lo más natural posible, aporta vitamina E, fundamental para el sistema inmunológico.

Por su parte, los ácidos grasos Omega-3 también mejoran las funciones de las células inmunes.

Otros consejos de alimentación

  • Incluye frutos secos, como los pistachos, en tu dieta, ya que son ricos en proteínas, carbohidratos, fibra y micronutrientes esenciales para fortalecer el organismo.
  • Una buena hidratación es también muy importante porque una mucosa sana e hidratada será la primera barrera física a la que el virus hará frente. Toma entre 6 y 8 vasos de agua diarios,
  • Incorpora alimentos protectores como el jengibre. Además de favorecer al sistema digestivo y circulatorio, combate los virus y bacterias dañinos, puesto que es rico en nutrientes como el potasio, la niaciana y la vitamina C, y cuenta con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias.
  • Evita los colorantes y edulcorantes artificiales, comidas enlatadas y preelaboradas, así como el abuso de azúcares.
  • Entre los métodos de cocinado más sanos destacan la plancha, el horno y las raciones hervidas. Los rebozados producen sustancias tóxicas que afectan al intestino y resultan inflamatorias.

 

Por último, hay que mencionar que al sistema inmunológico no solo le afecta nuestra condición física, sino también la emocional. Mantente positivo, activo (realiza ejercicio con frecuencia para estar en forma), sin estrés y asegúrate de dormir, al menos, 8 horas cada día para hacerle frente de la mejor manera posible a cualquier virus.

 

Si aún no conoces los Seguros AFEMEFA, infórmate ahora sobre el seguro de salud para toda la familia y el seguro joven.